Vistas al barranco Seco. Canal de Bejía, Anaga (Tenerife)

Desde el caserío de Bejía, en la vertiente norte del macizo de Anaga (en la foto), en Tenerife, una ruta invita a detenerse cada poco a contemplar el vacío. La senda, de dificultad media y unos cuatro kilómetros de recorrido, discurre por el canal de Bejía, colgado de una de las vertientes del barranco Seco, un estrecho y escenográfico encajonamiento por el que se desciende hasta Punta del Hidalgo. La ruta puede hacerse circular si, previamente, remontamos el barranco desde esta localidad de la costa noreste tinerfeña, ascendiendo por el fondo del valle hasta Bejía (unos 7,5 kilómetros en total).

Desde el caserío de Bejía, en la vertiente norte del macizo de Anaga (en la foto), en Tenerife, una ruta invita a detenerse cada poco a contemplar el vacío. La senda, de dificultad media y unos cuatro kilómetros de recorrido, discurre por el canal de Bejía, colgado de una de las vertientes del barranco Seco, un estrecho y escenográfico encajonamiento por el que se desciende hasta Punta del Hidalgo. La ruta puede hacerse circular si, previamente, remontamos el barranco desde esta localidad de la costa noreste tinerfeña, ascendiendo por el fondo del valle hasta Bejía (unos 7,5 kilómetros en total).